Una IMAGEN por la LIBERTAD

2 12 2007

El video dura 52 segundos, sin sonido, y está hecho en una sola toma continua. Comienza con el primer plano de una mujer de pelo largo cogido que cae por el pecho hasta la cintura, la mujer está sentada, mira al suelo, al fondo se ve la vegetación tupida de la selva, el lente de la cámara se usa para hacer un rápido acercamiento a la cara, la imagen se detiene por un momento pero sólo dura unos pocos segundos, el sol le pega al rostro por la derecha, es un rayo de luz fuerte que se cuela entre los árboles, oportuno, la cara está en claroscuro, frente a la tarde o la mañana, la imagen vibra y no se detiene, con afán, una vez capturado el rostro, la capacidad del lente se usa para alejarse y cambiar el cuadro a una toma de medio cuerpo un poco más amplia, se alcanza a ver la cintura de la mujer y sus brazos desnudos hasta las muñecas, el camarógrafo no se acerca nunca al sujeto, su acercamiento depende del lente de la cámara que se detiene ahora por un momento y permite ver como la mujer tiene una camisa holgada, un borde de la tela detrás de los brazos deja ver el rastro de unas mangas, los hombros caídos, la mujer quieta —amordazada—, lentamente el camarógrafo dirige la toma hacia abajo, la imagen se detiene, el camarógrafo también lo hace, las muñecas se ven delgadas pero los dedos de las manos se entrelazan de manera fuerte y decidida, el rostro desaparece de la toma y el punto de atención de la imagen se centra en la figura que construyen los dedos de las manos, un instante largo, quieto, eterno, luego el camarógrafo despierta, el tiempo apremia, la toma se aleja con cautela de las manos y el camarógrafo se acomoda, sin perder nunca la distancia se mueve un poco a la derecha y agranda con cautela el encuadre para que la escena se vea por entero, una mesa hecha con cuatro palos y una tabla, dos botellas de agua bajo la mesa, unos palos desnudos que tal vez sostienen una carpa, una banca y la mujer sentada con la piernas cruzadas, un pantalón verde y unas botas, pero al camarógrafo la toma del escenario no le parece suficiente y como la mujer no le devuelve la mirada, concentra la imagen de nuevo en ella y presiona el botón del zoom de la cámara para acercarse, primero con cautela, luego con premura, con la torpeza del aficionado que se alza armado con un aparato de video en la mano, el camarógrafo se esfuerza por capturar algo más: intenta, de un solo golpe, acercarse lo más posible a la mujer, en una arremetida final trata de adentrarse en la cara de la figura que se le resiste, y que a pesar de estar cansada, se mantiene recta en su posición de negarle una mirada, o una palabra, a la cámara. A la falta de sonido se le suma ese combate silencioso.

Observatorio – [esperapública]


Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: