Zona de despeje

10 12 2007

1. En su conferencia, en el marco del Seminario titulado “Tan Lejos Tan Cerca Del Espejo”, con motivo de la apertura del Salón Regional de Artistas – Zona Centro en Tunja (El Espejo – ni si, ni no … sino todo lo contrario), Claudia Salamanca hizo un análisis sobre la manera como los discursos se copian inversamente para adjudicar y catalogar a las personas. Ella tomó varios ejemplos, que se dieron en diversos ámbitos, del cual tomo prestado uno que me parece contundente para dar inicio a esta reflexión en torno a la obra secuestrada de Wilson Díaz. Se trata del momento en el que aparece en la página de las FARC, un texto escrito por Carlos Gaviria, presidente del movimiento Polo Democrático. Bastaron escasas horas para que se empezara a circular el rumor, y luego la acusación frontal, de que Gaviria pertenecía a las FARC, o hacía apologías o apoyaba algunas tesis de las FARC. Es decir, de inmediato se invierte el orden del discurso y se refleja el hecho de que si las FARC adoptan un texto determinado, quien debe responder por ese hecho y justificarse es quien lo escribió, so pena de ser tildado guerrillero.

2. El mundo del Arte, de ese Arte en el cual nos regodeamos todos, incluso los que están en contra del ARTE con mayúsculas, y también aquellos que se sienten discriminados tanto por el ARTE como por el arte, está lleno de gente que le gusta hablar de ARTE y de arte, y van a exposiciones a estar con toda la gente con la cual se sienten reflejados. Todos nos movemos al unísono, todos vamos y venimos, todos nos preguntamos y nos afanamos cuando no nos preguntamos, y, hasta en esfera pública (por dar un ejemplo), algunos sentimos que ése también es nuestro gran espacio para ser visibles y poder comernos y reírnos los unos de los otros. Somos un grupo digno, de una dignidad fuera de serie, en el cual nos vanagloriamos de una cosa que a la postre nos está carcomiendo: somos muy inteligentes… somos de otra raza. Nosotros lo vemos todo, lo entendemos todo; y, lo que no entendemos, lo simulamos entender para poder seguir un ritmo antropofágico con el cual construimos nuestro propio muro. ¿Cuánto tiempo llevamos mirándonos al espejo? Somos muy bellos, tan bellos que nos sorprende a veces, pero de manera regular, que la gente… esa otra gente que no pertenece a este gran círculo del Arte y del arte, no vea lo que nosotros sí vemos. Y nos reímos con sarcasmo acelerado porque esa gente, que no esta aquí adentro del círculo, sea tan… pero tan… mediocre. ¿Cómo diablos puede alguien vivir tan ajeno a este mundo? ¿Cómo es posible que, teniendo el dinero y las posibilidades de ocupar puestos de cierto nivel en multinacionales y en el gobierno, sea tan ignorante? Ellos son tan diferentes a nosotros. Ellos no son como nosotros… y, por fortuna, lo mejor de todo… no quieren ser como nosotros, porque el día que quieran ser como nosotros se acabó una de nuestras mejores diversiones.

3. Y así vamos por el mundo construyendo nuestro propio “campo de concentración”, con convencimiento absoluto de que nuestro mundo debe diferenciarse permanentemente con el mundo de Ellos. Hasta que llega el gran día en que una parte del muro se rompe, porque alguien del otro grupo ha osado entrar a “secuestrar” uno de nuestros productos. ¡Qué miserableza! dirían unos. ¡Qué ignorancia! dirán otros. Nos han secuestrado una pieza de la manera más vil y descarada. Nos hemos descuidado un segundo y zaz!!! Se llevaron a uno de los nuestros.

4. Nuestro mundo… nuestro gran universo quedó cojo, mocho,… quedó atónito, y para que se sepa que nuestro mundo es digno y es sabiondo se utilizan los mejores adjetivos: esa pieza era fundamental. Todas lo eran, pero esa … ESA, sí que marcaba la diferencia en la exposición. Qué ignorancia la de Ellos. Ahí están pintados esos de allá que son tan ignorantes, tan prepotentes, tan …. Que esa pieza es una Obra de Arte. Que no! Que no es solamente una Obra de Arte, es un Documento Histórico!!!, Que no! Que no es solamente una Obra de Arte y un Documento Histórico sino también es una metáfora de nuestro devenir violento y que Andrés Pastrana, y que El Caguán, y que el permiso, y que la ironía y que tantas cosas empiezan a aflorar acerca de ese algo que nos han secuestrado, que empieza a verse como el objeto paradigmático de principios del siglo XXI. Y si en algún momento no veíamos con claridad el muro entre ellos y nosotros, ahora sí que le hemos añadido un par de hileras de ladrillos de esos que queman durante días para que nunca se partan.

5. Sigamos entonces el ritmo de la teatralidad invirtiendo los papeles y haciendo los debidos ajustes para que podamos entendernos:

a. El gobierno secuestra, maltratando a uno de los nuestros y sometiéndolo a quien sabe qué tipo de vejámenes: sin darse cuenta, el gobierno empieza a copiar actos de las FARC.

b. El gran mundo del ARTE y del arte, critica al gobierno por ignorante, retrógrado e insensible, por no ver ni entender lo que nuestro mundo sí ve con claridad. Nosotros y nuestro lenguaje y pensamiento son tan sofisticados y tan profundos que no solamente estamos en otra dimensión, sino que muy pocos pueden realmente acceder a este nivel de entendimiento. Nuestro lenguaje es difícil de entender porque tenemos una inteligencia superior. Luego en estos casos, hemos copiado perfectamente al gobierno actual.

c. Lo lógico en estos casos es pedir pruebas de supervivencia, para estar al día en nuestra copia.

d. Lo lógico en Ellos, es esconder todavía más al secuestrado.

e. Nosotros argumentaríamos que se trata de una pieza fundamental, de un valor histórico etc. etc.

f. Ellos, acaso mofándose de nosotros, dicen que es una retención momentánea de algo que tenía toda la cara de ser muy peligroso porque atentaba contra la causa…. Y que se dejen de echar cuentos de que eso es una obra de arte.

g. Faltaría, para terminar con esta situación trágica y desestabilizante, pedir un tercero que haga las veces de negociador. O al menos, sugerir una “zona de despeje” desde la cual podamos, aunque con mucha dificultad para no ir a contagiarnos, negociar con ellos el retorno de esa Gran Obra a nuestro regazo. Y así, poder seguir, tranquilamente, hablando de nosotros y de nuestra sapiencia.

h. ¿Será una Universidad el lugar perfecto como “zona de despeje”? ¿Cuál?

i. ¿Qué dice la Universidad de Los Andes?

6. El secuestro es un hecho, y sus repercusiones en una exposición (buena o mala, no viene al caso en esta reflexión) son definitivas. De tal manera que dos cosas sí tenemos que garantizar para empezar un diálogo con ellos, y porqué no, un diálogo que permita empezar a romper este sólido muro divisorio y absurdo: a) tenemos que recuperar al secuestrado; b) no podemos nunca alimentar la idea de que la culpa, por haber una gran diferencia entre ellos y nosotros, es siempre de ellos. Preguntémonos acerca de los planes de formación de públicos de galerías y museos; preguntémonos acerca de cómo reaccionamos ante el nombramiento de un Ministro de Cultura; preguntémonos acerca de cómo nos aproximamos a los Agregados Culturales; preguntémonos porqué tenemos que exigir tantas cosas como respuesta a nuestra eterna apatía; preguntémonos cuántas veces nos hemos atrevido a salir de este campo de concentración que hemos construido a nuestra medida.

7. “El embajador del Reino Unido es un ignorante”, es la frase común que sale desde el momento del secuestro. Si vamos a medir culpas para comerse a alguien, entonces, ¿la culpa de su ignorancia y del tratamiento a este problema es de él? Alguien se ha preguntado: ¿qué es lo que nosotros hemos tejido, con gran paciencia durante décadas, para que la reacción del embajador y de todas las personas que pertenecen a ese grupo y que lo han apoyado hasta en programas de radio, sea la de encontrar que eso es material propagandístico de las FARC y no una obra de arte, o documento histórico o como lo queramos seguir llamando?

8. El arte no es fácil; nunca lo ha sido…. Pero definitivamente, nosotros estamos empecinados en hacerlo infranqueable. Por ello, no me sorprende el gesto del embajador ni el de toda la gente que lo ha acompañado. Lo que sí me ha sorprendido es nuestra reacción a todo este problema… copiando lo que estamos criticando.

9. Nuevamente: ¿Será una Universidad el lugar perfecto como “zona de despeje”? ¿Cuál? ¿Qué dice la Universidad de Los Andes al respecto?

Andrés Gaitán Tobar
[esferapública]

***
Fotografía:
Antonio Caro
“Colombia”, 1976
Esmalte sobre metal
70 x 100 cm
Colección Museo de Arte Contemporáneo, Caracas – Venezuela


Acciones

Information

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: